Seguidores

sábado, 27 de febrero de 2010

COSAS QUE NO ME GUSTAN.

No me gustan las últimas oportunidades, los trenes que se pierden, las únicas esperanzas ni los clavos ardiendo que a desgana se deben de agarrar con fuerza.
Ni la gente que deja de intentarlo, las guapas que nunca se sintieron feas, las feas que no se saben guapas, ni esas princesas que creen que su sangre es azul.
No me gusta la desilusión por algunos besos que, en algún incomprensible arrebato, me han dado ni el seco desconsuelo por los muchos que he dejado de dar. Ni los muros que se levantan entre las personas, ni los adioses, ni las despedidas de estación.
Ni el viento que en vez de impulsarte, insolente, te empuja a un abismo oscuro y de destrucción.
No me gusta la gente que condescendiente te mira y mientras te medio guiña un ojo te regala un “pescao” que le sobra y te niega el aprendizaje para pescarlos.
No me gustan las señoras que prefieren ser damas a ser mujeres, ni los hombres que ni han sido ni serán nunca caballeros.
La inoportuna soledad que sin ser invitada insiste en acurrucarse en los recovecos de tu pecho y como una carencia te aprieta hacia dentro.
No me gustan los pasos sin destino, el tiempo no aprovechado, las oportunidades perdidas, los vinos desperdiciados ni los botones siempre abrochados.
Las verdades escondidas y endulzadas con miel y sacarina barata.
No me gustan aquellos que nunca se despeinan y sabiéndolo todo nunca se mean fuera de su bonito orinal de lo políticamente correcto.
Los que serenos y cuerdos impertérritos no cometen nunca alguna locura.
No me gustan las lágrimas del azufre del hambre que inundan las caras de los niños malcomidas ni las gordas barrigas de los triunfadores con puro.
No me gusta la tristeza porque nunca se marcha del todo, al dejarnos siempre deja una retaguardia atenta bajo los poros de la piel.
Y , como a Benedetti, no me gusta la gente que intenta sacarse de la cabeza aquello que no quiere salir del corazón.

19 comentarios:

  1. Coincidimos en lo que nos desagrada. Nuestro sentido común, a veces "demasiado sentido", nos convierte en inapetentes ante conductas que se van convirtiendo en menúes cotidianos de la vida.
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  2. Sí Carlos: a mi tampoco me gusta lo que a ti no te gusta pero tampoco me gusta que la vida sea tan corta, que maduremos tan tarde algunas personas, la decrepitez de los cuerpos al hacerse viejos...... Un abrazo Lola

    ResponderEliminar
  3. Y a mi me gusta que no te gusten todas esas cosas. Eso dice mucho sobre tu persona.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hay muchas coincidencias en lo que no nos gusta, no me gustan las guerras...

    Feliz fin de semana!!

    Besitossss

    ResponderEliminar
  5. Beatriz, un saludo, si es cierto son platos que se ven demasiado a menudo.
    Lola, tomo nota y las pongo en la lista de desapetencias.
    María, un abrazo
    Mar, otra cosa que añadir a la lista.

    ResponderEliminar
  6. Excelente y reflexivo texto
    un placer leerte.
    que tengas una feliz semana
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. no me gusta mirar hacia otro lado,
    y dejar pasar oportunidades de compartir,
    no me gusta sentirme siempre la negra de la manada,
    no me gusta cuando no se apostar por lo que vale la mena, y dejo pasar esos trenes.

    me gusta leerte, eso sí me gusta.

    un saludo

    ResponderEliminar
  8. Es difícil no estar de acuerdo, jejeje. Me quedo con la musicalidad de las frases, unas túrnandose con las otras, para entregar su mensaje.
    :-)
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Plas, plas, plas... grata sorpresa ha sido llegar hasta aquí navegando por los blogs y encontrar algo tan bueno.

    ResponderEliminar
  10. A mí no me gustan todo lo que dices que no te gusta (qué original!!), pero muchas veces lo que no me gusta está dentro de mí. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Un saludo RMC, me alegro de que te agrade el texto, seguiremos reflexionando por estos mundos ciberneticos.
    AUXI, eso que a ti no te gusta, tampoco me gusta a mi, -mira con tu permiso- lo pondré en la lista de cosas desagradables, un placer gustarte y espero seguir dando motivo para que te siga gustando leerme.
    Food and Drugs, (que nombre más usgerente y apetecible) encantado de poner las palabras en el orden que a ti te gusta.
    MARIOLA, me han dicho cosas muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuucho peores, espero seguir gustandote.
    DESTROZADOR DE FANTASÍA. gracias, espero que sigas navegando por estas aguas, a veces serán tortuosas y con oleaje, otras intentaré que calmas y agradables.
    NIEVES, un beso, si está dentro de vos, muy malo no puede ser, aprovechalo.

    ResponderEliminar
  12. Hola! A mí me gusta cómo escribes tú :-) Yo también hice hace mucho tiempo una lista de lo que me gusta y otra de lo que no me gusta, había pensado en colgarlo en el blog, pero todavía no me he decidido. Es una buena manera de conocer a una persona.
    Gracias por tu comentario en mi blog. Nos leemos ;-)
    Besos felinos.

    ResponderEliminar
  13. Todo el texto es maravilloso y apuesto a que más de uno, nos hemos "puesto el saco" con algunas de tus líneas...
    ¿ Cómo son los besos felinos??
    GGRRRRR!!!

    ResponderEliminar
  14. A mí también me disgustan los cuerdos temerosos, pero sobre todo me apenan. En cambio me gustan los hombres como vos, que no temen abrir su corazón y hablar de aquello que los conmueve.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Pantera Blanca, estoy deseando leer tu lista, acepto esos besos felinos, (siempre me gusto el peligro jajaj)
    Marlene, gracias por el comentario.
    Luz de ana, si quizas los cuerdos temerosos sea el topten de las cosas desagradbles. un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola carlos, tengo un problema para publicarte el comentario, te dejo un correo y me dices donde te lo puedo dejar....merece la pena leerlo...ROSAROJArr@gmail.com

    ResponderEliminar
  17. Me dice que mi html es incompatible por tener demasiados caracteres...

    ResponderEliminar
  18. No me gusta la soberbia, ni la prepotencia, me gusta la humildad.

    Sigo paseando por tu blog.

    Muchas gracias por compartir, tantas cosas bonitas.

    Saludos.

    ResponderEliminar