Seguidores

miércoles, 17 de octubre de 2012

MENSAJE EN UNA BOTELLA




El otro día leí una noticia en el periódico de esas que te hacen parar un rato y dan un soplo de aliento a este alma cansada del desconsuelo que diariamente habita en la prensa diaria. Era, en definitiva, una de esas noticias que te reconcilian con el ser humano y apacigua los vientos de angustia que parecen imperar en nuestros días.

La prensa informaba que la guardia urbana de Barcelona con carnet de buceo, de modo voluntario y un día al año, bajan a las profundidades del mar en la costa de Barcelona para limpiar toda la porquería que allí vamos dejando de manera estúpida. Una de las cosas que encontraron fue una botella con un mensaje en el interior. Lo primero que pasó por mi mente fue el bello y sugerente poema de mi amigo Rodolfo, aquí os dejo el enlace para que leáis el poema:

Más tarde, y conforme iba leyendo la notica sonreí y una cándida satisfacción, como si fuese un viento del cierzo que zarandea certezas, empezó a nadar entre la sístole y la diástole de mi corazón.

La escribió, según dice guardia urbana de Barcelona tras analizar la letra su trazo y el modo de expresarse, de una nota escrita por una mujer joven, tal vez, una adolescente. Escrita en catalán, el idioma de esta tierra. Decía en la carta el amor que profesaba hacia un chico al que admiraba, pedía que las cosas se arreglaran, que el mundo fuera mejor, más feliz. Supongo que esa candorosa muchacha no leerá estás líneas. Si lo haces enhorabuena, sigue así, el mundo será mejor con gente como tu. Sigue escribiendo cartas, sigue enviando tus deseos al mar y a todos nosotros. (tampoco llenemos el mar de botellas ni de vidrio, pero si de poesía)
Yo, por mi parte, voy a escribir mi particular mensaje y pienso dejarlo dentro de una botella del mejor vino de la Ribera del Duero, si esa que, amigo, me trajiste hace poco de tu tierra. Pienso en ella, en la carta, pedir muchas cosas a los dioses y al destino.

Que llueva café en el Sahel y que tras preñar su, ahora, infértil tierra de frutos de esperanza, de comida y futuro para que los niños que allí hemos dejado olvidados tengan con que llenar su tripa de comida y sus caras de sonrisas. Esperando que más tarde y cuando todos estén satisfechos y sonrientes acudan tres magos con trigo y vid, con juguetes y carcajadas.

Estar dentro de tus sueños, que sueñes conmigo, ser el arañazo que adorna tu espalda, la herida que ennoblece el alma. Tu copa de vino, el motivo de tu risa, el orgasmo que palpita entre tus piernas. El suspiro entretejido en tus manos.

Pediré también, ya ves, que el buen humor impere en tu vida, y el buen olor en tu cocina.
Encontrar algún día las calles oscuras y vacías de serenos, a pesar de que, como siempre, habré extraviado las llaves. Una invitación a la cena con vino de palma en la que los Capuleto y los Montesco harán las paces.
Pondré en esa botella una solicitud de fuerza para nunca echarme a un lado cuando vengan los problemas. Vigor en mis brazos y viento en tu pelo. Aprender a leer tus labios antes de besarlos. Un jarabe de dulce sabor que cure la idiotez. Un libro con faltas de ortografía. Que la luna llena me sorprenda navegando entre tus piernas.

Sin más dilación me voy a escribir mi carta. Si alguien conoce a esa maravillosa persona que dejo su carta en su botella dentro de mi mediterráneo que le de un abrazo de mi parte.


10 comentarios:

  1. Gracias Carlos, creo que haré lo mismo y la tiraré al Tajo. Me acabas de llenar de ilusión y buen rollo en este miércoles que tanto trabajo me ha costado empezar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. A mi me encanta los mensajes en botellas al mar! es tan emotivo, siendo pequeña encontré una! me encanta!
    besitos!

    ResponderEliminar
  3. Una vez de peque hize eso ,creo que lo volverè a hacer ,esper
    ando èsta vez que alguien me responda.Teresa J.

    ResponderEliminar
  4. Hay tesoro lo de la botella es de un romántico maravilloso, pero como nos de a todos por imitarlo, a tomar por saco el fondo marino, ja ja ja.
    Es broma!

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Querido Carlos!

    Vi la notícia por televisión, y a mi también se me iluminó un poco más el día y la semana; ya ves, no todo está perdido!

    Me gusta tu puñado de deseos, espero q almenos se cumplan alguno de ellos :)

    Una abraçada forta company

    ResponderEliminar
  6. Invitación

    Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
    Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
    Fuerza, Alegría y Amizad.
    Ven acá, y, deja un comentario

    http://www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  7. Una preciosa manera de rezar a Poseidón.

    ResponderEliminar
  8. Los mensajes en las botellas siempre me han parecido una forma preciosa y maravillosa de comunicación.

    Una forma de hacerse oír sin que te oigan.

    Yo siempre lanzo algún mensaje, tengo botellas de sobra :)

    ResponderEliminar
  9. Hyuss no sabes cómo me gustan los mensajes de las botellas, son un misterio a veces sin resolver, jeje. Mi admiración a tu escrito y un abrazo en la distancia.

    ResponderEliminar
  10. yo tambien voy a mandar un mensaje en una botella , lo lanzare al mediterraneo en un dia gris
    una botella verde de sidra asturiana, con pensmientos sencillos pero honestos,,,
    lo voy a ahcer antes de que acabe 2012

    ResponderEliminar