Seguidores

martes, 8 de febrero de 2011

FEBRERO DE CARNAVAL

Cuentan los bisabuelos de nuestros mayores, allá donde estén, que el origen del Carnaval es una fiesta pagana que se organizaba en honor a Baco (a este Dios no lo odio) que es una festividad que se realizaba ya en la antigua Sumeria y Egipto hace más de 5000 años. En todo caso es una fiesta, una necesidad como todas las celebraciones, para enmascararse, para liberarse de lo mundano de la vida diaria. Lapsus de permisividad en la que nos libramos de la represión diaria. Horas en las que todo está permitido. (Es una fiesta en honor a Baco, recordemos la palabra Bacanal)

En todo caso, a mi se me ocurre que es un buen momento para intentar ser otros, que otras Alondras descansen sus cansadas alas de latir en nuestro pecho que aún late con fuerza.

Ser, como recitaba el maestro Sabina; Pintor en Montparnasse, viejo verde en Sodoma, sultán en un harem, gitanito en Jerez, Tabernero en Dublín, tahúr en Montecarlo, el mas chulo del barrio suspendido en religión, flautista en Hamelim o fotógrafo en Play Boy. Y aunque yo también le meto mano a la vida y no soy ni de lágrima fácil ni me quejo de vicio. Admito que siempre quise ser arañazo en tu espalda.

No sé, tal vez este sea el tiempo de vestir de Arlequín nuestros miedos y reírnos a carcajadas de ellos. Meterles una patada en el trasero y enviarlos a un lugar del que no puedan volver. Vestirse con los bordados de las buenas cosas que suceden a veces. O salir a la calle tan sólo con hoja de parra que tape todo menos la vergüenza.

Y qué tal, si tú te disfrazas de Caperucita roja? Siempre te sentó muy bien el rojo, combina con tus labios, y yo de lobo feroz, seguro que se me ocurre donde morder.

Ponernos las ropas de otro, esos que no se caen ni pierden batallas, vestir una cota de malla bordada en plata vieja de mitril de elfos. Esas cotas de malla que esquivan las negras cuchilladas de la vida y las desgracias que esta conlleva.

Disfrazarme de la locura que salta entre tus pestañas o de despedida o abrazo o del, incomprensible, frio que recorre tu espalda las estrelladas noches de las pléyades de agosto. De aguja gorda del reloj para detenerla en nuestra mejor hora y, una vez detenida, repetirla eternamente.

Disfrazarnos de las manos que en las noches de invierno acarician tu cabello y las briznas de hierba que recorren el aire alrededor de tu pelo, como si fueran los horas que recorren nuestros días. De aquel que ve pasar el tiempo bebiendo los vinos dulces y los licores amargos que la vida pone en nuestros ropajes, disfrazados o no. Ponernos Aquel gorro con pluma azul (ya sabes; pluma de búho que se enamora de alondra) que sirve para pedir perdón cuando es necesario y te arrulla con la manta verde de sus ojos para calmar el enojo.

Disfrazarse, tal vez, de semilla para plantar en esos lugares en los que no se come tres veces al día, en el estambre que ayuda a crear el néctar que dé frutos a aquellos que lo necesitan. En la miel de la vida que les niegan. La capa de sentido común y razón que a tantos parece faltarles.

Ponerse ese extraño disfraz, difícil de encontrar, que trasforma lo que hoy es sombra en luz para mañana. Del error que cometí. De medico que encuentra cura al cáncer y vacuna contra el sida. Vestirnos de viernes por la tarde. De siesta acompañado. De botón que amarra tu abrigo en invierno. Del soplo que eriza el vello en tu cuello. Del regalo que quieres recibir. Del tiempo pequeño que se acurruca en tus manos. De la paz que se mece en una hamaca en tus rizos. De cigarra que invita a una cerveza a la hormiga triste y aburrida.

29 comentarios:

  1. Yo es que creo que la gente anda un poco perdida con esto de los carnavales. Los carnavales no son en febrero, otra cosa es que casi siempre transcurren en febrero. Los carnavales son una fiesta pagana pero que va muy unida a las fiestas religiosas, semana santa en este caso. No sé si os dais cuenta que el miercoles de ceniza (cuarenta día antes de la semana santa) es el entierro de la sardina, día en que acaban los carnavales. Los carnavales son una fiesta pagana, nadie lo duda, pero cuando el cristianismo se hizo oficial con Constantino, el pueblo celebraba los carnavales dentro de las iglesias. Hasta que un obispo dijo basta y se desligaron. Pero lo que no se desligó fue el cuándo, cuarenta día antes de la semana santa. La cuaresma es lo que anuncia el carnaval para dar paso a la semana santa.

    En definitiva que lo que quiero decir que como este año la semana santa cae en abril, los carnavales empiezan el día tres de marzo y acaban el miercoles de ceniza, 9 de marzo.

    ResponderEliminar
  2. Y para curiosos, lo que marca cuando se va a celebrar la semana santa es el adviento, el inicio del año litúrgico cristiano, que no siempre empieza igual. Así que en difinitiva el cuándo se celebran los carnavales está marcado por la liturgia católica. !Qué poco devotos estos paganos!

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito escribes, de verdad. Me encanta cuando te pones así, como fluyendo a borbotones.

    ;D

    ResponderEliminar
  4. Tiempo de adviento, preludio de Carnaval.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Soy canaria, carnavales por tradición y cada vez que llegan estas fiestas recuerdo como descubrí muchas cosas en ellas, las veces que e enamoré para una vez acabados desenamorarme.
    Me gusta tu catalogo de disfraces
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué tendran esas alondras a las que tanto nos refieres? Referido a lo que nos dices, algunos se disfrazaran de oso con esa piel que han vendido antes de cazar o de toreros con traje de luces a todos esos que han dado capotes a oscuras todo este último año.
    Tío, que bien escribes, eres de los mejores prosopoetas que he tenido el placer de leer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. M'encanta tot, però eixe últim paràgraf és descomunal... Tots els xicotets detalls que sempre oblidem i que, encara que siga només en un febrer de carnestoltes, necessitem recordar.

    Un bes gran!!
    M.

    ResponderEliminar
  8. Las fases lunares creo que tienen mucho que ver en las fechas de semana santa. Muy bonito Carlos. Un beso si mascara.

    ResponderEliminar
  9. Esta noche de Luna Mora, spreludio de mascaras y duendes que lanzan sus deseos para que nosotros gozemos....
    Besos llenos de gracias por ser uno de mis visitantes.
    Mi beso.

    OjosNegros.

    ResponderEliminar
  10. A mi me gustaría disfrazarme de sombra invisible y capaz de poder borrar todo lo podrido y deleznable de nuestro sistema democrático, así de un plumazo zasssssss....que placer....buenísima entrada....un abrazo desde mi luna...

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado la historia de esta fiesta pagana que mezclas con tus palabras, siempre seguidas por mí.
    Besos Carlos.

    ResponderEliminar
  12. Más que las fases lunares Princesa, es que estos "ciclos litúrgicos" son de 28 días y supongo que se acoplan a las fases lunares. Y sobre todo al hecho de que el principal elemento que se celebra con estas fiestas paganas y religios es el solsticio. En navidad se celebra el de invierno y en carnaval y semana santa (cuaresma en medio) el de primavera. Que según creo coinciden con periodos de siembra donde la gente (pagana y religiosa) ofrecía sus ofrendas y celebraban dando gracias. Lo que pasa es que ahora no las fiestas tienen un sentido muy diferente.

    ResponderEliminar
  13. Al final las fechas de semana santa y carnavales dependen de la primera luna llena que haya en primavera.

    Sobre los disfraces que propones, son muy poéticos, demasiado poéticos para llevarlos a la práctica, aunque igual es cuestión de creatividad.

    Siempre se ha dicho que a uno le gusta deisfrazarse de lo que no se atreve a ser en la vida real.

    besos

    ResponderEliminar
  14. No sabría decir cuál de tus disfraces me ha gustado más.

    ResponderEliminar
  15. Asi de bonito como la describis, me gustaría entonces que todo el año fuera una especie de carnaval...
    De fiesta, de liberación, de ser y no ser al mismo tiempo, de disfrutar y sonreir al compas de la música y esos disfraces que hacen bien al alma!
    Besos van CARLOS!

    ResponderEliminar
  16. Una vez soñé que me disfrazaba de signo de interrogación y caminaba por una montaña. Si alguna vez llego a psicoanalizarme tal vez me sepan explicar que tuvo que ver este sueño con mi vida.
    Yo me permito pensar que era una metáfora de todas las incertidumbres que la propia vida se resiste a saciarnos,esa inagotable necesidad de querer descifrar hasta las utopías.
    ¿ o tal vez el deseo de convertirme en una duda y encontrar a algún intrépido curioso?
    Invocaré a ese Dios que tú no odias, mientras sigo recordando mis disfraces. Pero mi conclusión me lleva a pensar que todos buscamos la máscara, el disfraz, de lo que en realidad somos. Sacar esa identidad reprimida
    El Ser oculto. Ése otro yo que se nos resiste a manifestarse.
    Me has hecho pensar y recordar con tu post. Y eso ya es positivo.
    Un abrazo desde esta distancia que hoy me alberga.

    ResponderEliminar
  17. ¡Que original fiesta de carnaval en la que se ha convertido tu rinconcito!
    Para no desmerecer la ocasión, elijo disfrazarme de corage, pintar mi cara de valentía, cogerme el cabello con indiferencia a quienes me hacen daño, cubrir mi cuerpo con arena de playa libre y tan delicada que deje entrever a que son quieren bailar mis caderas...y cubrir mis pies descalzos para así poder danzar toda la noche en honor a Baco o en tu honor, ya que eres el anfitrión!

    Un besote enorme, este será verdadero no disfrazado, eh? cuídate mucho

    ResponderEliminar
  18. Nunca me gustó la fiesta de Carnaval y mira que en mi tierra se celebra mucho.
    Pero me gustó tu carnaval especial, ese que seguro nos acompaña a vivir mejor el día a día.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Bueno, respeto a los que les guste liberarse con los carnavales en febrero, en marzo, o en abril, jajajaja, pero a mi, es que perticularmente, nunca me han gustado, no soy partidaria de ellos, tu escrito es genial, estás inspirado eh!, jaja, te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. De pequeña mi madre me disfrazaba, de joven lo hacían los amigos, de mayor piensas que meterte en otra piel no soluciona nada y te ries de los que con corazón joven aún lo hacen... eso decía un amigo cuando yo me resistía a no crecer en carnaval... después de leerte... lo mismo este año, aún no me uno al grupo de adultos, aunque sea con ese disfraz de brisa capaz de erizar los pelos de alguien :)

    besos

    ResponderEliminar
  21. Desde que tengo uso de razón me he disfrazado siempre. Y desde los 16 años que me disfrazo con la comparsa de mi esplai. Es una fiesta llena de alegria, donde se puede perder de vista por unas horas el hastío de nuestra vidas.

    Aquest any serà incrible perquè la disfressa m'agrada moltíssim...

    Petons

    ResponderEliminar
  22. Quiero disculparme por mi ausencia.. he tenido problemas que se han ido solucionando, gracias al cielo...

    A ver de que toca este año..
    un abrazo...!!

    ResponderEliminar
  23. QUe bonito ...
    Me ha encantado no me gusta disfrazarme pero si que me encantaria alguno de estos disfraces
    que has descrito , ...Gracias por tus palabras
    un beso disfrazada de corazon

    ResponderEliminar
  24. AMARANTA. Muchiiiiiisimas gracias por la aclaración. La verdad que es un poco lio acertar con estas fechas.

    GUARDIAN DEL FARO. Para un escritor fustrado, o no, que digan cosas así es lo mejor. Gracias.

    EURIDICE. adviento, carnaval y claveles. si, el tiempo pasa un año mas....

    40ÑERA. confieso que de todos los carnavales famosos, El de Canarias no es el que primero está en mi lista. Aún así, normal que sientas una predilección especial por esa fiesta. Para enamorarse.... estupendas.

    JOSEP. En mi anterior entrada le cometnaba a Rodolfo Serrano que el hecho de que alguien como él me considere "buen escritor" es un lujo. Lo hago estensivo a Tí. que tú consideres que escribo bien... es más que un honor. Gracias.
    Un abrazo Crack.

    WELTSCHMERZ. Un peto, molt gran, sense disfresses, de veritat.

    PRINCESA. Los besos me gustán sin mascarás, el whisky sin hielo, las chicas sin ropa.

    MARIA. Gracias.

    ARWEN. Mucho sinverte por aquí. yo me disfrazo de sombra que va por tu luna, mirando, paseando y dejando algún que otro beso.

    ROSALIA. Gracias, gracias, gracias, espero seguir gustandoté mucho tiempo. Espero que sigas siguiendo mis letras mucho tiempo.

    CLAUDIA. tu crees? muy poeticos? no sé, no sé...

    TE SUSURRARÉ. te sugiero el de hoja de parra.

    SONIA besos recibidos. Si ojalá siempre fuera algún tipo de fiesta.

    BEATRIZ. Me da la sensación que te he llevado, allá donde estés, algo de melancolia... disfrazaté con ella y sal de esa interrogación.

    CLARITA. me gusta tu disfraz. Me gusta tu beso sin disfrazar.

    PRINCESA 115. Cual es esa tierra?

    CONCHI. inspirado? pues no sé, tal vez me puse el disfraz de inspiraci´n jajajaj. un beso

    MAE. Ese disfraz de brisa parece muy interesante.

    LUCIERNAGAS. Quina es aquesta disfressa? m

    AFRODITA. disculpada. Esta es tu casa, ya lo sabes.

    XANA. Seguro que se nos ocurre algúndisfraz. besos.

    ResponderEliminar
  25. Entre el catalogo de disfraces seguro que está el ideal.
    Escribes bonito, me gusta.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Muy bonito lo que dices pero sobre todo lo que encierra tu escrito. Vestirse de otro mejor. Te mando un gran beso Lola

    ResponderEliminar
  27. Disfrazarnos de magia, claro que sí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. el mejor es el último párrafo porque y aunque eso no es bueno yo no llevo disfraces ni máscaras lo q llevo es la que soy

    disfrazarse de un jadeo q se escapa cuando te veo vestirse de niebla iluminado por el sol novia de la trasparencia dorada disfrazarse con capas de experiencias de conocimiento profundo y que me arranquen el desfraz con los dientes una Eva al desnudo con el vello erizado

    ResponderEliminar