Seguidores

lunes, 5 de octubre de 2009

GOIRIGOLZARRI Y MI PANADERA

Atónito y “alucinao” me quedé el otro día cuando tan tranquilamente y tras tomar el café de la mañana cerca de casa, leo en el Periódico o en la Vanguardia, -no lo recuerdo la verdad- que el señor José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado y segundo de a bordo del BBVA se prejubilará a los 55 años. Mientras leía esto pensé: pues mira que bien el hombre con 55 años y, ala, ya jubilado y a disfrutar de la vida. Yo en este estado de la lectura aún disfrutaba del café matutino. Sigo leyendo. Blablabla.. dejará el cargo por jubilación anticipada, con una pensión que rondará los 3 millones de Euros anuales.
Queeeeeeeé?, pero no estábamos en crisis? Pero los bancos no habían pedido “auxilio” y fondos públicos por la imposibilidad de seguir en el negocio del mercadeo de dinero? el café empieza a agriárseme en el cielo del paladar y mi razón comienza a saltar por mis parpados y a decirme insistente que no lea más, que lea el horóscopo o que haga un sudoku un crucigrama o que me interese por si a Belén Esteban le quitan a Andreita o no. Masoca sigo leyendo: 8 años de consejero delegado… fondo de pensiones de 52 millones de euros…
Joder 8 años de consejero delegado y 52 millones de Euros, si al menos fueran de pesetas o de rupias el café no se me hubiera agriado tanto. 8 intensos años decía la noticia, eso sí, no nos vayamos a creer que han sido años cualquiera, no, que la criatura se mantuvo intensa los ocho añitos, como mi café que era intenso y ahora ya era frio y acre.
Decido pagar el café, -Qué pensé que podría invitarme el Sr. Goirigolzarri, total ahora le sobra el tiempo y por lo que parece el dinero- e ir a buscar el pan.
Y allí me encuentro, como siempre, sonrosada, simpática gorda y pizpireta a mi panadera atendiendo a otra señora:
- Toma Pili tu pan de pages, Sí chica a mi Manuel le han obligado a prejubilarse.
Ya ves, me dije en silencio, como al consejero delegado de apellido impronunciable.
- Si chica, un horror 27 años en la fabrica, ahora se la llevan nosedonde por falta de producción y con 57 años a la calle, y con 15.000€ de indemnización, al menos adelantaremos algo de la hipoteca, es del BBVA y con la última subida del Euribor o del noseque pagamos un dineral

La conversación entre la clienta y mi panadera no se alargo mucho más, pero, lo que si que quedó claro es que el futuro de “su Manuel” y el suyo no era tan prometedor como el de José Ignacio (lo tuteo y no le nombro como Sr.Goirigolzarri Porque claro ya jubilado se le podrá tutear digo yo)
Compré el pan, calentito y apetecible mordí la punta. pensé que mejor que no adelantarán nada de la hipoteca vaya a ser que a los nuevos cabezas pensantes de ese banco les diera por subir el sueldo vitalicio de este hombre, en atención a que la morosidad está bajando y que la gente puede incluso amortizar hipoteca.
Deje mi decepción y el pan mordido sobre la mesa de la cocina y puse el último CD que escuchaba ayer por la noche. Era Joan Manuel Serrat, Sombras de la China la canción decía algo así como:
Corren buenos tiempos
Para la bandada
De los que se amoldan a todo
Con tal que no les falte de nada
Tiempos fabulosos
Para sacar tajada
De desastres consentidos
Y catástrofes provocadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada